Haciendo surfing con los colegas

En la Web muchas veces no sabe uno ni de donde viene, ni dónde está, ni adonde va. Ese es uno de los principales problemas. Por eso han surgido programas como Alexa.

Alexa ha sido creado por un antiguo guru de la Web, Brewster Kahle, y tiene como objetivo decir en cada momento a su usador o usuario donde está, a dónde puede ir desde esa página, sugiriéndole otras páginas basándose en los gustos de personas que han usado el programa antes que ellos, y quien más se ha conectado. Y por si uno se queda con ganas de saber más, Alexa proporciona información de la Enciclopedia Británica y otros diccionarios. Además, se acuerda de qué páginas no están disponibles, presentando un mensaje de error mucho antes de que lo haga el sitio en el que está o estaba la página.

Con herramientas como esta, quizás se haga un poco más fácil navegar por la Web. Y no ocurrirá aquello de "He visto una página genial, pero no me acuerdo como he llegado a ella".