Un año que viene y otro que se va

Bueno, como parece que se acaba el año resulta obligado hacer balance, y como no podía ser menos en una Atalaya, mirar un poco al futuro.

Desde mi punto de vista, como siempre un poco personal, el año 97 ha traído una gran cantidad de correo basura, procedente de los sitios más inverosímiles. Se ha automatizado la obtención de direcciones de correo electrónico a partir de las páginas Web, y se han hecho más fáciles y baratos los programas que usan esas direcciones para dar la lata a troche y moche. Además, la expansión de la red ha provocado que entren en ella un montón de gente que no tienen ni idea de eso que se llama "etiqueta en la red". Ni, supondrán ellos, falta que les hace.
También se han hecho mucho más fáciles de usar los programas de craqueo, de ataque a sistemas. Con sistemas además como el Windows NT, que tiene más agujeros que el queso de Gruyere, y lo que es más grave, agujeros que ya habían sido detectados y eliminados en los sistemas operativos con más solera, como el Linux, se hace cada vez más fácil que un chavea con un programilla bajado de un sitio Web a la vuelta de la esquina, rompa en un sistema. Y el vacío legal, al menos en nuestro país, sigue ahí; bueno, en realidad en este país hay un vacío legal en casi todo, pero bueno, en esto de las nuevas tecnologías es aún más patente.

Creo que también nos ha traído un aumento de "cobertura" de la Internet. Hoy en día, todo el mundo en nuestro país, salvo el del anuncio del coche, sabe que es la Internet, aunque no la use. Eso es bueno, sobre todo para usarla para el despegue económico de nuestra comunidad. Pero en cuanto a esto, aunque se ha notado un aumento de los "buenos" puestos de trabajo en la Comunidad, resulta algo más fácil para un informático encontrar un buen trabajo, todavía las empresas andaluzas son pequeñas, dispersas, y se empeñan en competir entre sí, en vez de unirse para competir en el ámbito europeo. La internet es global, y por tanto hay que pensar en competir a nivel global.

¿Y el año que viene? Lo que puedo decir con toda seguridad es lo que dijo el predicador Walter Sánchez, un personaje de Les Luthiers. Yo. Qué. Sé. O sea, que no tengo ni idea. Con los browsers cambiando cada 6 meses, y no habiéndome enterado todavía de todo lo que se ha sacado en este año, qué voy a decir del siguiente...

Bueno, voy a decir un par de cosas. De todas formas el año que viene nadie va a estar aquí para recordármelo, así que me pongo mi gorro de vidente (o más bien me quito el pelo), y vamos a aventurar algo.

Creo que el año que viene va a empezar a explotar la creación en Internet; es decir, el usar la Internet como un medio para crear cosas y hacer que sucedan cosas, algo totalmente independiente de medios escritos y medios audiovisuales, y que tiene algo de todos ellos. Quizás en los Estados Unidos comience a hacerse algo así. Ya hay algunos intentos: por ejemplo, un grupo de gente que "escenificó" un asesinato en Internet, haciendo creer a unos cientos de personas que el asesinato iba a suceder de verdad. O novelas en formato hipertexto.

Otra cosa que no tiene más remedio que suceder es la concentración del mercado. Las empresas de servicios en Internet van a empezar a fundirse, a desaparecer, y quizás surgir otras, y probablemente de estas fusiones surja una empresa plenamente basada en Internet y que empiece a colocarse entre las primeras empresas de Informática y Telecomunicaciones en el ámbito nacional. Puede ser Teknoland, puede ser alguna filial de Telefónica.

Y también es bastante probable que suceda otra cosa, más o menos en junio, si todo va como Dios manda. Un par de chavales (o chavalas, o uno de cada) empezarán a llevar mi apellido y el de mi mujer. O sea que tendré que dejar esto de la Internet un poco de lado, para dedicarme a algo muchísimo más interesante.