como arruinarse con la Internet

En una Atalaya anterior, hablamos de la Bolsa, y de qué podía suceder con ella. Efectivamente, no nos equivocamos: los valores "tecnológicos" de la bolsa finalmente cayeron, por la simple razon de que su valor era excesivo para las ganancias que tenían (que en algunos casos eran nulas).

El gran éxito de muchas empresas tecnológicas ha sido el conseguir una gran valoración en Bolsa, a pesar de no tener ganancias, y muchas veces ni siquiera un producto. En Estados Unidos, la locura de la Bolsa llegó hasta tal punto que se utilizaba la Bolsa para financiar el funcionamiento día a día de las empresas, es decir, la empresa no tenía más que vender unas pocas acciones para pagar a sus empleados; en algunos casos, se les pagaba directamente en acciones. Todo esto, una vez más, por la simple razón de que no había ganancias para usar. ¿Y a qué se debía esta gran valoración? Básicamente, a un invento que se llamó la "nueva economía", que, entre otras cosas bastante razonables, decía que lo que las empresas tenían que conseguir no eran ganancias, sino "mind share", es decir, un lugar en la mente de los consumidores; una forma de reflejo de este "mindshare" era justamente que la gente visitara muchas páginas. Pero claro, tanto mindshare como páginas vistas no sirven de nada si no se traducen en ganancias por ingresos de publicidad o chismes vendidos. Y ahí es donde han fallado muchas empresas.

Por supuesto, la gota que colmó el vaso fue el anuncio de la posible ruptura de Microsoft, pero era algo que tenía que suceder tarde o temprano, y más temprano que tarde. Ahora, en la bolsa, con un poco de suerte, se volverá a la "vieja economía": tanto ganas, tantas acciones tuyas merece la pena comprar, porque al final de año, cuando repartas dividendos, me darás un dinerito, independientemente de lo que valga el valor.

Y con todo esto, no es que se haya arruinado nadie (salvo quizá Bill Gates, que ha visto bajar su riqueza personal en unos cuantos billones, con b, de pesetas, pero creo que todavía no está como para pedir en la puerta de una Iglesia), pero bastantes inversores individuales pueden haber perdido unos ahorrillos, y se tendrán que dedicar a algo más productivo, como subastar riñones en Internet.

Tema: Ganar pasta en Internet