Bill Gates tiene razón

Ya sé que está mal decirlo, pero creo que por esta vez, Bill Gates tiene razón. Y eso no quiere decir que el juez Jackson no tenga razón: Microsoft es un monopolio, y ha hecho todo lo posible para dar por saco a la competencia. Pero es que todo ello no le va a servir de nada.

Y ahí es donde tiene razón. En una entrevista con el Time, ha dicho que, en el entorno hipercompetitivo en el que se mueve Windows, compitiendo con Linux, terminales de Internet y muchas otras cosas, no tiene sentido hablar de monopolio. Y es cierto.

El problema es que la tecnología se mueve mucho más rápido que la justicia. En los 70, se trató de hacer un juicio antimonopolio contra IBM. Tardó mas de 10 años en investigarse, y para cuando se había acabado, ya no tenía demasiado sentido. Se habían introducido los ordenadores personales, y la era de los mainframes ya había pasado.

Lo mismo sucederá con Microsoft. Dentro de dos años, cuando acaben todas las apelaciones posibles y se llegue a un veredicto en firme, quién sabe qué es lo que habrá. Hace dos años, Telefónica era un monopolio, ¿no? Además, de los buenos, de los sancionados por la ley. Hoy en día, está despidiendo empleados, y tiene que competir con decenas de compañías de telecomunicaciones. Dentro de dos años, para empezar, quizás hablar de un sistema operativo no tenga sentido: muchas aplicaciones se ejecutarán directamente en Internet (o en una Intranet), en un servidor central; y las aplicaciones que se ejecuten en ordenadores personales se podrán ejecutar también directamente sobre un navegador tal como el de Netscape, o usando máquinas virtuales Java que pueden servir sobre cualquier sistema operativo (de ahí la competencia de Sun con Microsoft). Además, el "ordenador personal" probablemente no será el chisme dominante: habrá móviles que servirán de asistentes digitales, asistentes digitales para acceder a internet, ordenadores en red, reproductores de vídeo y audio digital, máquinas de juegos...

Pero es que, incluso, en ordenadores personales, va a sufrir el embate de Linux. Hace dos años Linux sólo lo usaban unos cuantos hackers, hoy en día lo usan aficionados a la informática, y en unos meses lo podrá instalar e usar cualquiera. Y no se colgará. Hoy en día, Linux es ya técnicamente superior a Windows; mañana será también más fácil de instalar y usar.

En fin, que dentro de un par de años, o quizás 3, cuando Microsoft tenga que empezar a despedir gente, anuncie pérdidas cada trimestre, y finalmente sea adquirida, por ejemplo, por Redhat o por Sun, Bill Gates dirá aquello de "yo tenía razón". Aunque probablemente no le escuche nadie.

Pregúntale a Bill