El cementerio de la Internet

¿A dónde va a parar un sitio Web cuando muere? Obviamente, al cementerio de los sitios Web. Lo que ocurre es que como un sitio Web no come, pues se queda ahi, por los siglos de los siglos, hasta que alguien se da cuenta de que necesita el espacio. Por eso no es extraño encontrar sitios fantasmas en la internet, paginas en donde uno espera ver de un momento a otro a Iñigo, los pantalones de campana, y los zapatos de plataforma.

Y son de lo más variado. Por ejemplo, ¿os acordais que en el año 94 hubo un nuevo Woodstock? Pues todavía esta ahí su sitio web, completo con fondo gris, con muchos links que no funcionan, y muchos GIFs cuadraditos. Algunos de los artistas que hay ahi seguro que ya se dedican a vender seguros.

¿Y cuando a alguien se le ocurrió hacer un culebrón en la Internet llamado The spot. Pues nada, al principio todo fue bien en este Beverly Hills ciberespacial, pero al final, los pobres tuvieron que buscarse otro curre. La ultima entrada del diario es de junio del 97. Parecen tan ilusionados, que da hasta pena leerlas. Los de Pasarela de ambición, que tomen nota.

Aquí, de este lado del Pecos, a muchas Universidades españolas se les ocurrió hacer un directorio de toda la Internet. El problema es que dejaron de actualizarlo en el año 93, y ahi anda todavía, con mas de mil sitios en todo el mundo.

Aunque tampoco me tengo que ir tan lejos. Me sé de un sitio del pop español que anda languideciendo en mi servidor desde febrero del 97. ¿Alguien lo quiere? Lo doy, en serio. Quien lo quiera, y se comprometa a cuidarlo y darle mimo, que me escriba.