Ciberpunk

No sé si se habrá mencionado alguna vez en este programa, pero el (omnipresente) prefijo ciber viene del griego kybernetes, que significa marinero o navegante (por eso podríamos llamar al ciberprofesor profesor para navegantes, y al programa ciberaviso, dicho sea de paso); pero quien lo introdujo en la terminología moderna fue Norbert Wiener, en 1948. En su libro Cibernética estudiaba los sistemas con retroalimentación, es decir, tales que reciben el resultados de sus acciones y pueden, por tanto, cambiarlas y adaptarse al exterior. Pero fue otro autor, Bruce Bethke (según la FAQ del grupo de news alt.cyberpunk ) quién usó esta palabra para el título de una historia corta.

Eran principios de los 80; los primeros videojuegos llenaban los garitos donde antes había billares y futbolines, los ordenadores personales empezaban a llegar a las tiendas, y se empezaba a hablar de la economía global. Willian Gibson publicaba sus primeras novelas y cuentos, y Bruce Sterling pubicaba Cheap Truth, un fanzine donde se criticaba la ciencia ficción contemporánea, con cuentos propios, de Gibson, y de otros autores tales como Tom Maddox, George Alec Effinger, y Pat Cadigan.
Estos relatos y novelas tenían una serie de características comunes: la tecnología a nivel de calle, tal como aparece en Blade Runner (la primera película ciberpunk), las alteraciones del cuerpo mediante cirujía e implantes que mejoran las características del ser humano (o no), tales como lentes de espejo fijadas a las órbitas de los ojos, mods que son capaces de enseñar francés o convertir al que lo lleva en un detective, drogas psicodélicas que cam

Realidad y ciencia-ficción de la nanotecnología
Cada día más, la tecnología está al alcance de todos
Tema: Lecturas