Suscríbete a Atalaya
archivo de Atalaya Alojada por
eGroups.com

Atalaya:ciencia- Medicina Hipocrática



7 de junio de 2001

Allá por el año quinto antes de Cristo, Hipócrates sentó las bases de la medicina moderna. Para empezar propuso que la medicina tenía una causa fisiológica, y no era cuestión de los dioses que querían castigar a los seres humanos por sus pecados; que lo mejor para curar a alguien era analizar las causas de su enfermedad, y no hacer una ofrenda a los dioses (o a sus sacerdotes). Propuso además que "opuesto cura opuesto", al contrario de la homeopatía, que propugna que "lo similar cura a lo similar"; por lo tanto, ya en esa época se vio la distinción entre la medicina alopática, que es la de verdad, y la homeopática, que, bueno, digamos que admite diversas opiniones.

Lo triste es ver que muchos médicos han olvidado lo más básico de los postulados hipocráticos, a pesar de que tengan el juramento hipocrático enmarcado en sus despachos. Se olvidan de que las enfermedades tienen una causa, y simplemente tratan de curarla tratando los síntomas. Lo cual está bastante bien, y muy guay: si a uno le duele la cabeza, te mandan una aspirina para el dolor de cabeza, si tiene una infección, te mandan un antibiótico. Si no existieran, pues te quedabas con el dolor de cabeza, o pasabas la enfermedad en la cama, o directamente te morías. Pero quizás lo que no se dan cuenta es que, olvidándose de curar al enfermo, tratando simplemente los síntomas, están probando la inutilidad de su profesión. Si a mí me duele la cabeza, voy al médico, me dice que tengo una "neuralgia" o una "migraña oftálmica" y me manda un analgésico, la próxima vez que me duela, me tomo el analgésico directamente, pero es seguro que me va a doler.

Se puede alegar que los médicos, tanto los privados como los públicos, no tienen tiempo de mirar al paciente, y es cierto, pero para eso hay medios informáticos para interaccionar con el paciente en muchos niveles, no solo cara a cara, tener sus historias clínicas centralizadas, y conocer realmente al paciente, para poder curarlo de verdad, no sólo tratar sus síntomas. Por que, si no, en el siglo XXI, en vez de consultas y farmacias, vamos a tener supermercados e Internet, y cada vez que tengamos un síntoma, lo tratamos con el mejor alivio sintomático que encontremos, y punto.

O a lo mejor nos apuntamos al chamanismo: algunos chamanes de Alaska, cuando trataban a un enfermo, se iban a vivir con él un mes entero. Al final, una de tres: o había muerto, o se había curado del todo. O estaban hartos de que el chamán le gorroneara las cervezas.

Otras Atalayas relevantes:

   Principal    |    Archivo    |    Tutoriales   |    Temas   |    Escribir

© J. J. Merelo, 1997-2000
Webmaster: Manuel AC