ciencia-Waterworld

Contemplando la película WaterWorld, de Kevin Costner , la idea de un mundo cubierto de agua nos parecía tan increible como la cabellera que lucía el actor, generada usando efectos especiales; sin embargo, después de la última decisión de Bush, lo del mundo cubierto de agua está cada vez más cerca.

Se trata, simplemente, de que el protocolo de Kyoto trata de limitar las emisiones de CO2 al 12% del nivel en que estaban en 1990, para evitar el incremento de las temperaturas provocado por el efecto invernadero y todas las catástrofes asociadas. El efecto invernadero hace que algunos gases, tales como el CO2 y otros, como el metano, atrapen el calor dentro de la atmósfera terrestre, lo cual provoca, a medio plazo, un aumento de las temperaturas medias, el derretimiento de los casquetes polares.. en resumen, Waterworld.

Hubiera sido mejor limitarlas al nivel en que estaban en el año 1850, pero bueno, se llegó a ese acuerdo. Pero es que ahora, el país que, él solito, emite el 25% de los gases que causan el efecto invernadero, ni siquiera va a cumplir ese escaso límite. Estamos apañados... olvidaros de las playas de Gandía, y para el caso, de la mayor parte de las playas del mundo. Como suba el nivel del mar, las playas estarán en Jaén capital, por lo menos.

El problema es que, como nosotros no votamos en los USA, ni falta que nos hace, poco podríamos hacer; sin embargo, si no se puede convencer al jefe, al menos podríamos tratar de convencer a las empresas que efectivamente causan la polución, que son muchas y variopintas: empresas energéticas (Texaco y Exxon, por ejemplo), automovilísticas... un boicot efectivo, a nivel global, podría conseguir lo que los votos americanos han deshecho. Y si no hacemos tanto, al menos, tratemos nosotros de concienciarnos del problema y hacer todo lo posible para solucionarlo.