comunicados de prensa 17 de marzo de 2001

Como se supone que está uno en esto de la prensa, porque esta Atalaya está listada en los buscadores como publicación periódica, de vez en cuando me obsequian con comunicados de prensa.

Cualquiera que haya leido un par de Atalayas, sabrá, uno, que nunca suelo hablar de nuevas páginas web, ni de nuevos servicios de sitios web antiguos, ni de eventos actuales, y dos, que estoy en contra del correo comercial no solicitado . Estos comunicados de prensa se pueden calificar de esta forma, puesto que yo no he solictado información ni de los zapatos Paco Herrero (y no les pongo un enlace para fastidiarlos) ni del traductor Pepito González, que traduce por Internet. Ni, incluso, de Telefónica Online, que también se molestó en enviarme una convocatoria a una conferencia de prensa "en contestación a una conversación telefónica" que no habíamos tenido.

Y lo peor no es eso; lo peor es que a veces te mandan pegado al mensaje un fichero de Word de 2 megas, o, lo más gordo, de ¡6 megas!, de un conocido "Campus Party". Eso no es ya tener poca cortesía con el receptor del correo, es no tener ni idea de cómo funciona esto, de que existen compresores, y de que hay gente que todavía tiene módems.

Pero lo peor, todavía, no es eso. Lo peor es que muchas veces, cuando hojeo publicaciones periódicas, incluso algunas de cierto prestigio, me encuentro las notas de prensa tal cual, sin el más mínimo contraste, ni contextualización, ni nada. Así empieza a explicarse uno cómo funciona el bombo y platillo de la Internet, y como se ha hablado tanto de auténticos pufos como Diversia y Recol.es.