Que poner en una página Web

Ya hemos hablado en Atalayas anteriores de cómo ganar pasta con un sitio Web, de quién ya lo ha hecho, pero hasta ahora no hemos dado la fórmula mágica para que cualquiera pueda hacerlo también.

Y en realidad, la fórmula mágica es bastante simple. No hay más que echar un vistazo a la lista de los 50 webs más visitados en Lanzadera. De los 50, hay 5 o 6 que no son de sexo. Basta con agarrar y digitalizar unas cuantas Man, Interviu o algunas más marginales que nunca van a tener abogados para denunciarte, y hala, a forrarte. En realidad, ni eso es necesario: simplemente cópiate un par de JPGs de por ahí, y haz un trato con alguno de los sitios guarros de pago, que te pagarán comisión. Es triste, pero es así.

Lo segundo, ya se sabe, sexo, drogas y rock and roll, pues el rock and roll. Lo de las drogas, como no se pueden pasar por internet, por lo menos en abierto, así que el rock and roll, o séase los MP3, son lo que parte la pana. Consigue que tu abuela, tu madre y tu hermanita graben algo, y el resto pon punteros a múltiples sitios, piratas o no, y tienes garantizadas las visitas.

Como supongo que la mayoría de los oyentes y lectores de esta Atalaya no serán del tipo de gente de arriba, debe haber una tercera fórmula: la originalidad. Búscate algo que todavía no exista en la red, y que realmente llene un nicho. Eso es un poco difícil, porque ya hay en la red de todo, pero en serio que todavía existe. ¿Qué es realmente lo original? Pues lo personal: hay que poner un poco de uno en la página, no merece la pena hacer una página personal si no hay una verdadera relación sentimental con ella (y con el tema de la página). La primera página "de éxito" que yo hice, la del pop español, surgió precisamente porque me gusta el Pop español, y era muy triste que no hubiera una página de Siniestro, o de los Nikis. Ahora recibe entre todas las páginas 100 visitas al día, y como la regalé, al final ha acabado convirtiéndose en El Rock. Y por supuesto, hay que echarle ganas. Y tiempo. Todo esto no te garantizará miles de visitas al día, pero sí un flujo continuo de visitantes. Y a partir de eso, os refiero a las Atalayas anteriores sobre cómo forrarse en Internet, o a la página de cómo publicar en Internet.