Los que ya se han forrado

El domingo pasado, en El Mundo, y luego repetido en La Brujula, se habló de algunas personas que han tenido una gran influencia en Internet: hablaba de los creadores de Olé, de Ozú, de La Brújula, de Barrabés, y de algunos otros.

De lo que leí, algunas cosas me dejaron un poco pasmado. Por ejemplo, lo que contaron de Ozú. ¿6000 visitas al mes? El sitio de Siniestro Total tiene 3000 al mes, y trata sólo de un grupo de música. Barrabés factura ciento y pico millones al año por Internet, pero eso lo factura también cualquier tienda de ropa de mediano tamaño. Fuera de España, tres cuartos de lo mismo. Amazon, la revolución del comercio electrónico, todavía no ha tenido beneficios, y Yahoo está empezando a tenerlos ahora. Otra cosa es la valoración que tengan en bolsa; pasta, lo que se dice pasta, ganan poco

Eso no quiere decir que haya mucha gente que se ha forrado, y otra mucha, de la que quizás no se habla tanto, que están ganando mucho. Muchas personas que han logrado vender su empresa, tales como los que crearon Arrakis u Olé, han ganado mucho dinero. Empresas como Infotel, de las que no se habla tanto y que basan todo su negocio en Internet, facturan bastante más, valen bastante más y no salen tanto en la tele ni los periódicos.

En resumen, que ni son todos los que están ni están todos los que son, pero que, aquí como en todos sitios, hay mucho fantasma suelto.

Por amor al comercio