forrarse trabajando para una empresa en Internet

Si habéis venido siguiendo la Atalaya, os habréis dado cuenta que el tema de forrarse con la Internet es algo recurrente, sin embargo, hasta ahora no habíamos hablado de qué debe de ser trabajar para una empresa que base su negocio en Internet. Si con poner un par de paginillas, puedes forrarte, hacerlo como profesión, debe ser ya la leche. A base del capital riesgo, de las opciones de compra de acciones, y de lo que le deben pagar a la gente, debe de ir todo el mundo en limusina al curre. Aunque, por supuesto, se tiren de 12 a 14 horas al día trabajando.

Bueno, pues como siempre, sí y no. Hace poco, La Brújula ha contado como es el ambiente de trabajo en Terra : todo son becarios, los que no lo son son amiguetes, novios y vecinos, y las opciones de compra sólo las ven los jefes. Así les luce el pelo: en el último trimestre, que es como informan de los beneficios las empresas, han perdido unas cuantas decenas de miles de millones de pesetas. Aunque eso no parece haberle importado lo más mínimo a la Bolsa, que sigue manteniendo a Terra como una de las empresas de Internet más capitalizadas de Europa. Por supuesto, en España ya sabemos cómo va el tema: mucho trabajo temporal, y la gente currando hasta las tantas (sobre todo por aquello del tiempo Internet). Aunque también hay casos en que la gente se lo toma con más tranquilidad, trabajan de 9 a 5, tienen su buen sueldo y contrato indefinido. Pero, en general, son los menos.

En otros casos, sobre todo fuera de aquí, sí se nada en la abundancia. En Microsoft, por ejemplo, los trabajadores permanentes tienen todos opciones de compra, que pueden empezar a usar en cuanto hayan pasado 3 años. La mayoría de los trabajadores permanentes están forrados, y son temas de conversación habituales los coches deportivos, los yates, y las vacaciones en las Bahamas, aunque, según cuentan, no se desloman a trabajar, salvo cuando está a punto de salir un producto. En Silicon Valley, tres cuartos de lo mismo, aunque la cantidad de trabajo es inversamente proporcional al tiempo que lleva la empresa: a más tiempo, menos trabajo, y también la pasta: a más tiempo, menos gente con mucha pasta.

Como siempre, al final, un consejo: antes de meterte en una empresa que dice que está en eso de la Internet, entérate bien de las condiciones de trabajo, del tipo de contrato, de lo que se gana y de lo que te van a exigir por ello, cuáles son sus planes de futuro, si piensa a salir a bolsa, y si piensa salir, trata de pedir opciones de compra como parte del contrato. Tal como está la cosa, es muy probable que ganes más con las opciones de compra que con la pasta que te van a pagar propiamente dicha.

Tema: Ganar pasta en Internet