forrarse en USA 24 de enero de 2000

En una Atalaya anterior, criticábamos a Esther Dyson porque no conocía la situación en Europa, y mucho menos en España, pero es que, por una frase que dijo, parece que tampoco la conoce en los Estados Unidos. Dijo que había que atreverse a hipotecar la casa para montar un negocio. Y no niego que haya gente que lo haga, tanto aquí en España como en Estados Unidos, pero no es lo más común. En España, porque la gente que tiene casa no la hipotecaría para montar un negocio por nada del mundo, porque puede quedarse sin ella, y en Estados Unidos, porque se usan otras formas de crédito. Pero en Estados Unidos, la forma más común de financiar un negocio, especialmente en Internet, es muy diferente.

Para forrarse con Internet en los Estados Unidos, como dice el tópico y como se vio claramente en el episodio de los Simpson donde Homer se encontraba a su hermano, no hace falta más que una idea. Para empezar, claro.

Esa idea la tienes que expresar en un plan de negocios, que dice no sólo como vas a poner en práctica esa idea, sino cuánta pasta piensas sacar con ella, de dónde van a proceder los ingresos, plazos, dinero que vas a invertir, y todo lo demás.

Con el plan de negocios, empiezas a darte un garbeo por las firmas de capital riesgo, tales como EDventure holdings, la firma de Esther Dyson, o Vulcan capital, la de Paul Allen, el otro fundador de Microsoft. Si hay suerte, estas firmas buscan inversores para tu negocio. Tal como está el percal, suele haber suerte, y lo mínimo que saca uno es alrededor de los 10 millones de dólares, que traducido a pesetas son mil seiscientos millones de pesetas (lo pongo en letra, para que se vea).

Con esos 10 millones, empiezas a trabajar, a contratar gente, a gastarte cientos de miles en publicidad, y, si tienes tiempo y ganas, a efectivamente crear un producto que compre la gente, o, en el caso de Internet, que vea. Por eso, no suelen durar mucho, y hay que buscar rondas adicionales de financiación, hasta llegar, en algunos casos, tales como firmas de biotecnología o el de Transmeta, a fundirte 100 millones de dólares en 5 años (que son, y no os equivocáis, dieciséis mil millones de pesetas, o séase, el costo de una circunvalación de una ciudad, más o menos).

Al final, a fuerza de pasta, consigues sacar un producto, una página web, un programa, un medicamento milagroso o un chisme generalizado. Y empieza a fluir dinero hacia dentro de la empresa, no como antes, que todo fluía hacia fuera. Ese es el momento de salir a bolsa. Como en Estados Unidos hay muchas bolsas: la de Chicago, la de Nueva York, puedes elegir, pero lo más común es que las empresas de nuevas tecnologías se vayan al NASDAQ, una bolsa de mercado continuo donde están la mayoría de las empresas de Internet. Para entrar lanzan lo que se llama un IPO, o ofrecimiento público inicial. Ese es habitualmente el momento en que se forran los propietarios de las empresas: una acción que podía valer 15 dólares, de repente vale 100 y tú, que tenías diez mil acciones, de repente tienes un millón de dólares.

No hace falta decir que el panorama en España, en Europa o en Hispanoamérica, es bastante diferente. Así que para qué vamos a hablar de ello.

Tema: Ganar pasta en Internet