los hooligans

No sé si hace muchos años se peleaban los partidarios de las Olivetty contra los partidarios de las Olympia, pero el hecho es que, desde que el primer Spectrum con sus teclas de goma se enfrentó al sólido Commodore 64, con sus teclas de verdad, y sus 64 Ks de verdad, el mundo informático ha estado lleno de hooligans. Los hooligans, en Informática, como en cualquier otra cosa, son partidarios acérrimos de algo: un sistema operativo, un tipo de ordenador, un programa, un lenguaje de programación. Lo que sea, con tal de apoyarlo de forma incondicional, hasta más allá de la muerte (virtual) de los mismos.

Tradicionalmente, los partidarios del Commodore Amiga han sido los más adeptos. Hace 10 años, el Amiga era un pedazo de ordenador, con multimedia antes de que se conociera lo que era eso, unos gráficos y un sonido que podrían haber sido la envidia de la Playstation. Pero poco a poco, los dueños de Commodore lo fueron descuidando: no actualizaban los procesadores, ni las configuraciones, ni los sistemas operativos; sin embargo, la gran afición que despertó hizo que la marca Amiga fuera botando de propietario en propietario (uno de ellos fue Gateway, creo), cada uno de ellos hablando de una versión de tan maravilloso ordenador, y toda la afición una vez más calentando el ciberespacio con su entusiasmo; sin embargo, cual partidarios del Atlético de Madrid con un nuevo fichaje, se volvieron a ver decepcionados. Pero eso no evita que los pocos partidarios del Amiga que quedan sigan diciendo que va más rápido que cualquier PC.

No es el único caso; un hooligan defiende su sistema o ataca al contrario, aunque no venga a cuento; son los que, cuando se cala un coche, dicen aquello de "¿Es que va con Windows?" (eso, los de Linux, claro), o, los que, en el mismo coche cuando arranca y no da la velocidad requerida, dice: va casi tan lento como un PC." (eso, los maqueros).

Como en tantos otros casos de la fauna informática, los hooligans es difícil que desaparezcan, ni siquiera por descatalogación de los productos que siguen. Pero en fin, qué sería de la Informática sin la pasión que ellos/ellas le dan...

Tema: Fauna de la informática