Lo bueno, lo malo y lo inútil

Todos sabemos que la Internet, y la Web especialmente, está llena de sexo, drogas y rocanrol. Lo que no sabíamos es que también está llena de caca.

Si al uno le da por buscar "weird sites" en Yahoo, por poner un caso, le salen una serie de sitios Web que van desde lo escatológico hasta lo manifiestamente inútil, pasando por todos los estados intermedios.

Por ejemplo: la página de los urinarios públicos, que plantea problemas tan fundamentales como la forma de comportarse al entrar en uno de estos lugares, qué hacer cuando se encuentra uno con dos, tres, o cuatro cinco personas. Esta página tiene tal sentido del humor que incluso pone todos los e-mails que le han mandado diciéndole que se vaya a una cosa que suele encontrarse uno en los urinarios públicos.

O la página de las cucarachas, una simpática página donde hay .wavs con el sonido de una cucaracha despachurrada, un día en la vida de una cucaracha, en fin, todo lo que uno quiso saber (o no) alguna vez sobre las cucarachas.

O la páginas de los ataudes. O la de "voy a vomitar". En fin, que con tanta gente que hay en la Internet, no todos van a ser grandes científicos o intelectuales empeñados en la mejora de la raza humana, ¿no? Como dijo el gran filósofo Lagartijo: "Quiyo, hay gente pa tó". La conspiración judeomasónica, un vistazo al grupo de news alt.conspiracy y lo que en él se cuece.