Suscríbete a Atalaya
archivo de Atalaya Alojada por
eGroups.com

Atalaya: El juicio de Microsoft



1 de julio de 2001

Recientemente ha salido el fallo del juicio de Microsoft, donde se anula la sentencia anterior, que condenaba a Microsoft a dividirse en dos, y que vuelve a enviar a otro tribunal toda la documentación, para que emita otra sentencia. Como sucede en las elecciones, todo el mundo se ha tomado el fallo como una victoria, y todos contentos. Y en realidad, no es que este fallo le haya dado la razón a Microsoft, que sigue considerándose una empresa con prácticas monopolísticas, sino que se lo quita al juez Jackson, que fue un bocazas y habló demasiado durante y después del juicio. Pero es que, tal como dije antes, la sentencia, aunque hubiera sido desfavorable para Microsoft, no tiene ya importancia.

Lo que decía la sentencia era que tenía que dividirse Microsoft en dos partes: "sistemas operativos" y "aplicaciones". ¿Dónde cae entonces la iniciativa .NET, que une los dos? ¿Y la MSN? ¿O el servicio Passport, que trata de unificar la autenticación en todos los sitios web de Microsoft? ¿Y la XBox? ¿Y si deciden meter cada vez más cosas en los sistemas operativos, como sucede ya en el XP, que además tiene reproductores de sonido, quitándole el negocio a Real Audio?

En realidad, poco se puede hacer contra Microsoft. Primero, porque es demasiado fuerte para meterse con él: tiene los mejores abogados, tiene a la mitad de la administración comprada a través de las donaciones de la campaña, y se mueve demasiado rápido. Cualquier sentencia que sacaran dentro de un par de años sería ya irrelevante para el estado de la compañía; la justicia es demasiado lenta para juzgar casos antimonopolio en las empresas de alta tecnología, porque la industria se mueve demasiado rápido, surgen monopolios y se destruyen en menos de 6 meses. Mirad al caso Napster: surgió y cayó en menos de un año.

Lo que va a pasar en el futuro es que, por muchas sentencias que se hagan, van a ser cada vez más irrelevantes para el futuro del consumidor: éste siempre tiene la opción de borrar Windows de su disco duro, e instalar Linux, que para eso está. O simplemente, comprarse otro chisme como un Psion o un Palm Pilot, mucho más baratos.

Otras Atalayas relevantes:

   Principal    |    Archivo    |    Tutoriales   |    Temas   |    Escribir

© J. J. Merelo, 1997-2000
Webmaster: Manuel AC