El precio de la memoria

Hace unos cuantos meses, 6 o 7 más o menos, predije en esta misma Atalaya que iban a subir los precios de las memorias y de los demás chips a medio plazo. Y he acertado. Lo que no me podía imaginar yo es que hubiera un terremoto. Pero de lo que no estoy tan seguro es que los precios hayan subido por el terremoto. Porque no es muy lógico que 2 días después del terremoto, se hayan cuadruplicado los precios de las DRAM.

¿Realmente ha sido tan grave el terremoto para la industria del chip en Taiwan? Y, ¿realmente es tan importante la industria del chip en Taiwan? Bueno, hasta cierto punto, si. En realidad, la mayoría de las industrias del chip en Taiwan están en el Parque Científico de Hsinchu; y eso quedó fuera del área de acción del terremoto, pero la mayoría de las industrias se quedaron sin luz, y estarán sin luz unas tres semanas. Además, en el momento que se quedaron sin luz todos los chips que estaban a medio tostar se fastidiaron, y muchos instrumentos sensibles, especialmente tubos de cuarzo, reventaron.

Todo esto va a aumentar los precios de chips de memoria, placas madres, y otros aparatos, porque los fabricantes tienen que cubrir sus pérdidas. Pero lo cierto que, en otros puntos de Asia (donde se producen casi el 100% de las memorias), el precio de las memorias se incrementó automáticamente, especialmente el de las DRAM de 64 Mbits. Y eso no tiene nada que ver con el terremoto. En realidad, Taiwan sólo tiene el 10% de la producción, y en realidad esa producción sólo ha bajado entre un 10 y un 50%, dependiendo del sector.

En resumen, que muchos fabricantes de chips han aprovechado el terremoto para subir sus escasos márgenes, aprovechando también que existe una situación de oligopolio: sólo hay tres o cuatro fabricantes de memorias en el mundo. Y todos nosotros nos arrepentiremos de haber dejado la compra del ordenador para Navidad.

Adiós, Mr. Chip