ordenadores de usar y tirar 10 de enero de 2000

Hace poco hablamos de la tecnología de usar y tirar, pero, por alguna extraña razón, se me pasó hablar de los ordenadores. Y hay que hablar de ellos, porque ¿hay algo más perecedero que los ordenadores?

Yo tuve mi primer ordenador hace unos 17 años, y, por supuesto, era un ZX Spectrum de 48 Ks ; incluso me compré una impresora Seikosha térmica que costaba un güevo y tardaba también un güevo en imprimir; luego tuve un Amstrad CPC 664, con 64 Ks de memoria, y de eso hace unos 14 o 15 años. Al empezar a trabajar, o séase, en el 88, me compré un Inves 286 con 640 Ks; para luego cambiarlo por un 386 a 33 a los dos años, luego por un 486 a 66, luego por un Pentium 166, y finalmente por el doble Pentium a 450 que tengo ahora. 7 ordenadores en 17 años hace una media de un ordenador (bueno, una placa base, que al fin y al cabo es lo mismo) cada dos y pico años.

La media mía es bastante habitual. La Silicon Valley Toxic Coalition ha calculado que la media de vida de un ordenador es de dos años, y que esta media va descendiendo cada vez más. Y el problema es qué se hace con estos ordenadores obsoletos. En muchos casos, acaban en la basura, y luego en vertederos, deshaciéndose poco a poco y liberando gran cantidad de sustancias muy tóxicas, como el cromo y el zinc.

Lo bueno es que los ordenadores, a diferencia de los móviles, que sin tarjeta no sirven para nada, sí sirven para algo; incluso un viejo 286, con una versión nueva de MSDOS tal como el OpenDOS del Caldera, y una poca memoria, puede servir para escribir textos; hay millones de ordenadores así por todo el mundo e incluso se producen programas originales para ellos.

Si con todo y con eso, necesitas el espacio (o tu madre o esposa decide limpiar de cachivaches el trastero o el altillo del armario empotrado), hay muchas alternativas:

En fin, en todo caso, pensad siempre que un ordenador es la máquina culmen de la tecnología occidental, y tened un poco de cariño antes que dejadlo que se pudra en un vertedero (y con ello se pudran unos cuantos recursos naturales)

Los procesadores siguen acelerando, a dónde vamos a parar
Esperemos que el nuevo milenio no esté saturado de tecnología de usar y tirar