P2P, la nueva sigla

Surge una nueva sigla: P2P, que puede significar tanto person to person como peer to peer, es decir, entre pares o entre iguales, y todo el mundo de repente se pone a compartir cosas. No me voy a poner pesado con el tema, que ya he tratado en otras Atalayas, pero sí dejar claro que, en seguida que alguien inventa algo en Internet, y hay 28 millones de personas que lo siguen, hay otro listo que le pone unas siglas, y otros 35000 listos que empiezan a pensar como hacer dinero con ellas.

La idea de P2P, en general, es simplemente poner en contacto dos ordenadores para intercambiar cosas: mensajes, ficheros, recursos, solos o con ayuda de otro ordenador, que es el intermediario de la transacción. Los sistemas de mensajería instantánea tales como el Yahoo messenger, y el Napster, funcionan de esta forma; sin embargo, otros sistemas como gnutella o freenet, no necesitan un ordenador central, sino sólo conocer a otro ordenador que esté en ese momento conectado.

Visto así, se hace difícil pensar cómo se puede sacar dinero con esto, pero claro, nosotros no somos americanos, y a los americanos sí se les han ocurrido muchas formas, con sus correspondientes empresas: Lightshare, Roku, BadBlue e incluso PopularPower, son empresas que intentan sacar dinero poniendo en contacto recursos de diferentes usuarios; aunque en la mayoría de los casos lo que proporcionan es un software para hacer intercambios P2P, pronto se empezará a encontrar un modelo de negocios en el cual se obtenga dinero de alguna forma con la transacción: con publicidad en el cliente, sacando dinero de compañías de telecomunicaciones, o algo mucho más esotérico que ni se nos puede ocurrir.

Lo que yo no acabo de entender es como, a estas alturas del siglo casi XXI, a todo el mundo le ha dado por compartir. Aunque en realidad no es así, y hay estudios sobre el Napster y Gnutella que dicen que el 70% gorronea más que comparte, bueno, siempre es sorprendente, y agradable, que hay almas caritativas por ahí que te van dando sus ficheros MP3, sus películas, y, hasta si me apuras, su impresora (aunque luego cuando lo recoges seguro que tienes que invitarle a una cerveza). En fin, que pensándolo bien, es hasta bonito que la próxima revolución de la internet esté basada en la generosidad de la gente que comparte todo lo que tiene en sus discos duros y pegado o dentro del ordenador (hasta la basurilla de la bola del ratón, si me apuras).

Tema: Pirateo