Poder para el pueblo

En el principio, fue la búsqueda de inteligencia extraterrestre. El proyecto SETI@home consistía en un salvapantallas que procesaba información procedente de un ordenador central; más de 3 gigabytes diarios procedentes de radiotelescopios que rastrean el espectro electromagnético buscando inteligencia extraterrestre.

Por supuesto, no fue el principio de todo, aunque sí el más célebre. La primera vez que se usaron recursos distribuidos por toda la internet para resolver un problema fue en los años 80: Arjen Lenstra distribuyó posibles factores primos de un número grande por toda la Internet, y comunicándose por correo electrónico, logró hallar si era primo o no. Esta forma de resolver los problemas, a base de fuerza bruta, también se ha usado en otros sitios web, tales como distributed.net . que distribuye programas cliente que descargan del sitio central una parte del espacio de claves, y la examinan a ver si logran romper la clave.

Pero, a partir de estos esfuerzos, una serie de empresarios se dieron cuenta que podían usar la gran cantidad de ordenadores que hay conectados a la Internet, y que se pasan la mayor parte del tiempo sin hacer nada, por ejemplo, esperando a que se pulse una tecla, o simplemente encendidos todo el día pero usados sólo una parte del tiempo, para algún fin un poco más lucrativo. Todos los ciclos de CPU desperdiciados por estos ordenadores pueden ser usados, con provecho económico, como una supercomputadora virtual, para hacer cálculos que requieran mucho tiempo de CPU, tales como renderización de gráficos, cálculo del tiempo meteorológico, o modelización de la dispersión del virus de la gripe.

Por eso han surgido una serie de empresas, tal como Popular Power, que venden ciclos de CPU a las grandes empresas, y le pagan al usuario por usar su CPU, usando certificados de regalo o puntos que luego pueden canjear en sitios de comercio electrónico. En resumen, todo el mundo gana: el usuario que presta su CPU gana dinero o puntos, la empresa que alquila los ciclos de CPU puede usar una "supercomputadora", y, por supuesto, la empresa que los pone en contacto a ambos gana una pasta comprando ciclos de CPU a bajo precio y vendiéndolos por un precio algo mayor.

Incluso, no tan lejos, aquí en Europa, un grupo de investigadores está tratando de hacer DREAM : una mezcla entre Gnutella y SETI@home, pero enfocada principalmente a la Computación Evolutiva. Veremos a ver lo que pasa.