lo que está por venir en las puntocom

Hace un par de años, a cualquier cosa se le ponía un puntocom, se hacía un plan de negocios o no, se buscaban capitalistas, y hala, a pulirse el dinero alegremente sin preocuparse por tener ingresos, sino por una salida a bolsa que permitiera dar el pelotazo y retirarse a Benidorm a vivir la buena vida.

Todo eso ya se ha acabado. Como era de esperar, y como sucede en cualquier otra empresa, desde los kioscos de pipas a las navieras, aproximadamente 8 de cada 10 empresas no sobreviven al primer año. Nada había que hiciera suponer que en la Internet iba a ser diferente, salvo que salían mucho en la tele, tenían mucha publicidad, y todo era muy chulo y muy guay. Es más, según las reglas de la "vieja economía", había muchos factores que hacían vaticinar que muchas empresas se iban a ir al carajo. Vale que a la gente le gusten los resultados deportivos en Internet, pero es que ya hay 20 portales relacionados con el fútbol, y que además tienen que competir con el marca.

Todo esto hace que se haya cambiado un poco la mentalidad a la hora de montar una empresa en internet. Para empezar, se trata de buscar otro tipo de financiación: privada, de bancos, o, lo que es más original, con los propios ingresos. La publicidad no puede ser ya solo la única fuente de ingresos. Aunque para un chiringuito hecho por un chaval en sus ratos libres pueda funcionar, para una operación seria no es suficiente. Los contenidos ya no sólo se financian por la publicidad, sino que se "sindican", es decir, se venden a portales o a servicios de noticias, que a su vez los pueden revender. En cuanto al comercio electrónico, puede tener éxito siempre que esté especializado, tenga poca competencia y precios competitivos. Curiosamente, lo mismo que cualquier otra tienda. Aunque de eso ya hemos hablado.

Y lo cierto es que las empresas que más éxito tienen no son las que venden o se presentan directamente al público, sino las que proporcionan infraestructura a otras empresas: las que crean software para hacer un portal, o los denominados ASPs, application service providers, es decir, empresas que proporcionan algún servicio por Internet, tal como almacenamiento de software, o uso de cualquier programa. La iniciativa Microsoft.net (página errónea si te metes desde Netscape) va en ese sentido. La idea en principio es buena, y quizás más para los proveedores que para los usuarios: en vez de vender un programa que cualquiera puede piratear, se da el mismo servicio que daría este programa a través de Internet, se cobra una cuota, y todos contentos.

En fin, que probablemente se hayan acabado los tiempos en que con una carretilla y un sombrero se iba uno a California y se hacía de oro, pero todavía se puede uno ganar la vida, y además bastante bien, en Internet. Así que, suerte, vista, y al toro.

Tema: Ganar pasta en Internet