Para entendernos

A todos nos ha pasado alguna vez que hemos llamado a un teléfono, y nos han contestado, en vez de con un "Dígame", con una serie de pitidos y sonidos. Y es que era un fax, y no un teléfono, y por mucho que le chiflamos nosotros, no nos entiende.

Imaginaros que en la Internet sucediera lo mismo. Que al tratar de bajarnos una página Web nos saliera basura, o no conectáramos, o el otro ordenador cerrara la conexión. Que sólo pudiéramos conectarnos con tres o cuatro ordenadores en el mundo, que se entendieran entre sí. La internet no sería lo que es; y es que la Internet, de hecho, la definen una serie de estándares, tales como el TCP/IP (http://www.faqs.org/faqs/internet/tcp-ip/) como protocolo para enviar paquetes de bits de un ordenador a otro, HTTP para servir páginas web, o FTP para transferencia de ficheros.

Y estos estándares no son propiedad de ninguna empresa, sino que están definidos por una serie de currantes, que se juntan para cada tema en particular, llamada la Internet Engineering Task Force. La IETF se reune de vez en cuando para tratar temas tales como estándares para la siguiente versión de HTML, el lenguaje de la Web, como hacer que los datos de internet se transmitan sobre los cables de la televisión por cable, etc. Y producen una serie de documentos llamados RFC, o Request for Comments, que no son exactamente un estándar, pero todo el mundo respeta.

Hay algunos documentos importantísimos, que son imprescindibles para que la internet funcione. Por ejemplo

Curiosamente, aunque hechas en diferentes años, todas estas RFC  y algunas más se hicieron el mismo día del mes. El 1 de abril. Que, curiosamente, es el día de los inocentes americano.