La publicidad sobre la Internet

En otras Atalayas hemos tratado extensamente lo de forrarse con la internet: con las acciones de empresas de Internet, poniendo páginas en Internet, vendiendo de segunda mano, o trabajando para empresas de Internet. Pero creo que nos equivocamos. Donde se gana pasta, lo que se dice pasta, es con la publicidad de las empresas en Internet.

Hasta hace 1 año o así, era extraño encontrar un anuncio de un sitio Web, o de algún servicio en Internet. Sin embargo, hoy en día, como las colonias en Navidad, proliferan los anuncios de portales, sitios de subastas, y bancos en Internet. Se suceden Lycos, EresMas (el nuevo portal de Retevisión), WorldOnline, y OpenBank o similares. Y la verdad es que son anuncios que muestran una imaginación desbordante (en algunos casos), y que son hasta bonitos de mirar.

Lo gracioso es que estos anuncios mueven mucho más dinero que el sitio que anuncian en sí. La publicidad en Internet, en España, movió en el año 99 dos mil quinientos millones de pesetas; aproximadamente lo mismo que se gasta una empresa de telefonía cualquiera en unos cuantos meses en televisión. La producción de un anuncio puede costar cientos de millones de pesetas, y cada presentación en televisión varios millones, por no mencionar que también encontramos los mismos anuncios en revistas, periódicos, e incluso en la radio. Al final de una campaña, un anuncio puede haber movido cientos de millones de pesetas.

¿Qué empresas de Internet de las que se anuncian pueden ganar tanto? Pues muy pocas. Quizás Terra, que ha "ganado" unas decenas de miles de millones de pesetas (aunque ha gastado muchos más), o los bancos en Internet, que los bancos siempre se las apañan para ganar dinero. Dudo que portales como Ya.com, o Guay.com, ganen cientos de millones de pesetas al año, porque, siendo la publicidad su única fuente de ingresos, porque para hacerlo, tendrían que ingresar la cuarta parte de todos los ingresos por publicidad en España.

¿Dónde está el truco, entonces? Pues está en varios sitios. Primero, lo que pretenden estos anuncios es crear imagen de marca. Es decir, que aunque tú no consumas Lycos, sepas lo que es, y cuando decidas meterte en internet, uses Lycos. Y como todo el mundo va a meterse en Internet, a medio o largo plazo eso significarán ganancias para los respectivos anunciantes.

Hay más truco, por supuesto. En muchos casos se anuncian no para que uses ese servicio, sino para que compres sus acciones; no hace falta estar en Internet para tener acciones de Terra (que, por cierto, no ha parado de bajar en las últimas 6 semanas), o de eresmas.com. Los anuncios garantizan que, cuando se lance a Bolsa, todo el mundo la compre, suba como la espuma, y se forren los directivos de las empresas que tienen opciones de compra de acciones (las célebres stock options).

Con todo esto, lo más aconsejable para forrarse con Internet es montarse una central de medios de publicidad, estudiar arte dramático para actuar en anuncios de Internet (o comprarse un perro muy listo, como el de Guay.com), o estudiar diseño gráfico, filología o producción de televisión para diseñar, escribir el guión o producir los anuncios. Porque ahí sí que hay dinero, y no con las paginitas.