Los pueblos sin dominio

Si después de escuchar o leer la Atalaya sobre los buscadores locales, decidísteis muy ufanos crear el vuestro propio, muy probablemente os encontrariais con vuestro gozo en un pozo, al encontrar que el nombre de vuestro pueblo está ya registrado.

Echando un vistazo a pueblos de los alrededores de Granada en la base de datos de WhoIs, me di cuenta que la mayoría, por no decir todos, estaban ya registrados. Lo más curioso es que muchos de ellos (como Huétor o Maracena), estaban registrados a nombre de la misma misteriosa persona (no tenéis más que mirarlo), y que, yendo a esas direcciones, no había ningún sitio web; en muchos de los otros casos, aún en los no registrados por la misma persona, tampoco había sitio web. ¿Para qué diablos, entonces, necesitaban el sitio, y había convertido nuestro sueño de nuestro buscador local en una pesadilla?

Pues muy fácil: para venderlo. Registrar un dominio cuesta 68$, y si registras muchos, tarde o temprano un empresario local, o el Ayuntamiento, necesitará el dominio para montar un portal local. Y entonces, ah, entonces, pelotazo que te crió. Podéis pensar que la mayoría de los pueblos no cederán al chantaje, pero sucede como en aquél chiste del tío que iba preguntándole a todas las mujeres si se acostaban con él: la mayoría de daban una guantá, pero alguna le decía que sí; o séase, que conque haya un ayuntamiento que necesite el nombre como el respirar, puede resarcirse con creces de todo lo invertido.

Todo esto, por supuesto, pasa en todos los demás "dominios": actividades, cosas, pero es que parece que alguien se haya cogido el mapa de la provincia (de hecho, podéis hacer el experimento en otras provincias que no sean Granada, y os sorprenderéis), y hayan ido registrando uno por uno todos los pueblos. Por cierto, para el que lo quiera, queda Pulianas y Pulianillas. Ánimo, yo no los quiero.

Los buscadores locales en la globalidad de Internet
Temas: Dominios