Todavía Gratis

Desde principios de año se ha empezado a plantear otra vez si todo lo que hay en internet seguirá siendo gratis o no, sobre todo después del trastazo que muchas punto-com han pegado, la caida de los ingresos por publicidad, e incluso, últimamente, la caida estrepitosa de Yahoo, con dimisión de CEO incluida. Desde hace unos meses, algunos servicios han comenzado, o han anunciado que van a comenzar, a ser de pago. Por ejemplo, Napster dice que va a empezar a cobrar en Junio, y Yahoo ha empezado a cobrar su servicio de subastas.

¿Seguirá esta tendencia con los demás sitios? Yo lo veo poco probable. Una golondrina no hace un verano, y además, ha habido sitios de pago de siempre en Internet. eBay ha cobrado desde el principio por poner ofertas, algunas publicaciones, como el Wall Street Journal, y algunos sitios que muestran gente ligerita de ropa, han sido de pago desde el principio. Sin embargo, a todos los sitios web que se les ha ocurrido comenzar a cobrar han sufrido un batacazo. Yahoo era el segundo sitio de subastas hasta que comenzó a cobrar: perdió más del 90% de la clientela. A Napster le sucederá lo mismo: la gente se pasará a Napigator, u OpenNAP, o Gnutella. Slate, que fue lanzado a bombo y platillo por Microsoft, tuvo que dejar de ser de pago y acabó comprado por Lycos (que luego a su vez fue comprada por Terra).

Por lo tanto, no creo que ningún sitio cometa suicidio comenzando a cobrar por sus servicios; ninguna página web crea tanta adicción que la gente pague cuando comience a ser de pago; principalmente porque habrá otros cientos de páginas que hagan lo mismo. ¿Que HotMail comienza a cobrar por una cuenta de correo? Pues te pasas a MixMail, LatinMail o Wanadoo Mail.

La cuestión no será, creo yo, pagar o no pagar, sino la calidad de los servicios que se van a recibir por nada. Por ejemplo, Yahoo ofrece una cantidad de servicios impresionante por nada: correo gratuito, espacio web, disco virtual, noticias a la carta, análisis bursátiles... Es posible que cierre alguno de ellos y comience a cobrar, por ejemplo los análisis bursátiles, pero para mí, eso significará que voy a dejar de comparar la cotización de Puleva, pero me da igual, porque de todas formas no tengo acciones en ninguna, además, siempre podré mirarlo en la Bolsa de Madrid, que es más cutre salchichero, pero da la misma información.

¡Pero si es gratis!, y por eso la gente abusa...
En Internet, se acabó el chollo... pero no del todo.