La importancia de llamarse Tuvalu

O Samoa americana, o Turkmenistán. Muchos de esos países que sólo conocíamos cuando de pequeños coleccionábamos sellos, y nos encontrábamos con sellos preciosos de Fujeira, o de Antigua y Barbuda. Y luego, al ser un poco más mayor, te enterabas que hacían esos sellos tan bonitos precisamente para complementar la posiblemente menguada economía nacional.

Pues esos países, o algunos de ellos, han encontrado una nueva fuente de ingresos: el nombre de dominio que los organismos internacionales le han asignado. Si da la casualidad que significa algo, como .nu, de la isla de Niue, que da la casualidad que significa desnudo en francés, o .as, que significa como en inglés, o .to de Tonga, hacia, o .tm de Turkmenistán, que significa marca registrada (trade mark). Todos estos dominios han sido comprados, o más bien alquilados, al país, isla o atolón independiente (o casi) y administrados por una empresa privada. Y a lo barato; los .nu salen a 25$ al año.

Pero si metemos la TV, ahí si que hay pasta. Hasta el punto que varias empresas, una americana, otra japonesa, y una canadiense, pujaron por él, hasta que ganó la .tv Corporation, que como tonta, ha decidido cobrar 1000$ inicialmente y luego 500 por año. O sea, que si queréis registrar canalsur.tv antes de que a alguna lumbrera de esta santa casa se le ocurra, vais a tener que invertir una pasta.

El problema de los precios de los dominios se debe a que funcionan en régimen monopolístico, por un lado, y por otro, a que cada empresa no controla el nombre de dominio que le va a tocar, porque puede haber llegado algún listillo antes y habérselo quitado. Pero tanto los dominios-chollo como los chantajes por un nombre de dominio tienen los días contados: los navegadores próximos van a pasar de nombres de ordenadores, de nuestro conocido  nunca bien ponderado hache, te, te, pe, y van a permitir introducir directamente el nombre de la empresa o sitio o concepto que uno quiera, y te van a pasar a ella. O sea, que si uno mete AltaVista, le va a salir altavista.digital.com, y no altavista.com, y si mete El Pais, le va a salir elpais.es en vez de elpais.com. Y si meteis Merelo, va a salir un menda, y no mi tocayo de Costa Rica.

Cuestión de dominio