Todo listo para despegar

Herramientas necesarias para programar en Perl

Lo primero que necesitas en tu lista de comprobación son las cualidades de todo programador en Perl: la pereza, el orgullo y la impaciencia. No te preocupes si no tienes ninguna de ellas, las irás adquiriendo con el tiempo. Sobre todo la pereza. Y una cierta habilidad de entender lenguas muertas como el caldeo y el dálmata.

Segundo, necesitas amar a los camélidos. El Perl no es como esos otros lenguajes que incitan a la avaricia a través de la adoración de las piedras preciosas, o a la hiperactividad por ingestión de bebidas excitantes. Los camellos son buenos. Los camellos son útiles. Llevan cosas encima. Tienen joroba. Amemos a los camélidos (las llamas también son camélidos).

No menos importante es tener un ordenador con sistema operativo. Incluso sin él. Ejecuta lo siguiente para saber si lo tienes: perl -v a lo que el ordenador debidamente contestará algo así:

This is perl, v5.8.7 built for i486-linux-gnu-thread-multi
(with 1 registered patch, see perl -V for more detail)

Copyright 1987-2005, Larry Wall

Perl may be copied only under the terms of either the Artistic License or the
GNU General Public License, which may be found in the Perl 5 source kit.

Complete documentation for Perl, including FAQ lists, should be found on
this system using `man perl' or `perldoc perl'.  If you have access to the
Internet, point your browser at http://www.perl.org/, the Perl Home Page.

Figura 1. Contestación de un ordenador educado a perl -v

si es que está instalado. Si no lo está, es poco probable que conteste eso. Incluso imposible. Dirá algo así como bash: perl: command not found e incluso pitará. El muy desagradable.

No hay que dejarse descorazonar por tal eventualidad. Encomendándonos al Gran Camélido, y sin necesidad de ver una vez más Ishtar, diremos en voz alta "Abracadabra" mientras que escribimos sudo yum install perl o bien sudo apt-get install perl Si es que están en un linux no-debianita (en el primer caso) o en uno debianita (en el segundo). Habrá gente que incluso lo haga sin necesidad de bajarse del ratón. Pero los apresurados no usan el ratón salvo que sea estrictamente necesario. Que no es el caso. En otros sistemas operativos, lo mejor es ir a Perl.com (si es que no has ido todavía) y bajarse la versión compilada.

Nota

Aunque no es estrictamente necesario para programar Perl (y, por tanto, puedes evitarlo si tienes problemas de espacio), conviene bajarse también el paquete perldoc, que no sólo contiene documentación, sino también la orden perldoc para visualizarla.

También puedes compilarlo tú. Pero no creo que lo hagas, porque eres un apresurado, y la compilación no está hecha para los apresurados (si eres usuario de Gentoo, es el momento de abandonar este tutorial).

Lo que tienes o has instalado es un intérprete de Perl. Perl es generalmente un lenguaje interpretado, con lo que no hace falta ningún encantamiento intermedio para pasar de un programa escrito en Perl a su ejecución. Si te hará falta un editor. No un editor. El editor.

Sugerencia

Los que apoyen al ínclito (x)emacs de este lado del flamewar, los que se queden con el sólido pero escuálido vi(m), de este otro lado. Los que estén con kate, jot, o incluso el kwrite, que elijan armas y padrinos y que pidan hora.

Vuelvo contigo entre el fragor de la batalla para hablarte de otras opciones. No es que haya muchas, pero hay alguna. Por ejemplo, puedes usar el conocido entorno Eclipse con el plugin EPIC para desarrollar proyectos en Perl, como se muestra en la figura siguiente.

Figura 2. Iniciando un proyecto en Perl con EPIC/Eclipse

Otros entornos de desarrollo, como PerlIDE o Komodo, o bien no siempre funcionan o bien son de pago. Si consigues que te lo compre tu jefe, suertudo de ti. Si no, apoya proyectos de software libre. Suficientes personas han estado desarrollando sobre esos entornos durante el suficiente tiempo como para que presenten la sana apariencia que se muestra en la figura de abajo.

Figura 3. Editando un programilla con gvim

Un editor decente tiene que tener colorines. Y también cerrar paréntesis. Ninguno va a evitar que cometas errores, pero va a hacértelo lo más complicado posible.

Importante

Ejercicios. ¿Tienes un intérprete de Perl instalado en tu sistema? ¿Tienes un editor (chulo, si es posible) para editar programas en Perl? ¿El editor es sensible al contexto y tiene un modo específico para Perl? Si la respuesta a alguno de ellos es no, ¿a qué esperas para tenerlo? Venga, te espero.