Agradecimientos

A Joaquín Ferrero, por una lectura y múltiples sugerencias (y corrección de errores), y a jamarier, por ser mi beta tester y bug quasher number one. También al proyecto Gutenberg, por la copia de El Diablo Cojuelo que he usado y de la que he abusado en este tutorial.